top of page

Musicoterapia en pacientes neurológicos

La música se ha convertido en una herramienta para complementar terapias a nivel neurológico. Ha llegado ser una gran aliada para mejorar ciertas condiciones médicas como por ejemplo el Parkinson, la depresión, la ansiedad, la epilepsia y otras enfermedades neurológicas.


Según algunas estadísticas al menos el 45% de los pacientes con trastornos neurológicos como el parkinson y la epilepsia presentan también transtornos o dolencias psicológicas como la ansiedad y la depresión, padecimientos que pueden empeorar la condición de los enfermos. En ocasiones estos trastornos son pasados por alto y muchas veces no son tratados como es debido.



Existen diferentes estudios que apuntan que el uso de la música como terapia complementaria en condiciones neurológicas puede mejorar en gran medida el estado de ánimo y el bienestar psicológico de estas personas, impactando positivamente la terapia en si.


Con tan solo una melodía, un fragmento y hasta un tarareo, podemos automáticamente estimularnos emocionalmente, mentalmente y hasta fisiológicamente. La música está ligada a un área de nuestro cerebro en donde están implicadas las emociones, la motivación, el conocimiento y las funciones motoras, es por ello que la intervención musical en las terapias se utilizan especialmente para aumentar el estímulo emocional reduciendo así los síntomas asociados la depresión y la ansiedad y mejorando la expresión emocional, la autoestima, las relaciones interpersonales y la calidad de vida.


Prácticas como cantar, tocar algún instrumento y la improvisación son cada vez más comunes dentro de las clínicas enfocadas en enfermedades neurológicas.